¿Una copa de vino tinto al día mantendrá alejado al médico?

En la Edad Media, la longevidad de los monjes se atribuía al consumo regular (aunque moderado) de vino tinto. Desde hace años, múltiples teorías han sido respaldadas por estudios médicos, destacando los beneficios del vino tinto para la salud.

Antes de hablar de las ventajas del consumo de vino tinto, observemos los factores que han eliminado al vino blanco de esta ecuación.

Tinto contra blanco

Cuando las personas hablan sobre los beneficios para la salud y el vino, suelen centrarse en los tintos, que contienen altos niveles de antioxidantes. Los vinos blancos pierden gran parte de sus propiedades antioxidantes al desprenderse los hollejos y las semillas de sus uvas antes de que comience el proceso de fermentación.

Beber grandes cantidades de chardonnay, por ejemplo, puede causar síntomas similares a los de la gripe debido a los sulfitos que evitan que el vino se eche a perder. Aunque la mayoría de las opciones ecológicas no contienen sulfitos, es ampliamente conocido que los niveles de acidez de las variedades de uva blanca suelen tener algún efecto sobre el reflujo gastroesofágico que provoca indigestión.

¿Por qué el vino tinto mejora la salud?

Un polifenol conocido por inhibir la placa de colesterol en los vasos sanguíneos, también conocido como tanino, es beneficioso para la salud del corazón.

Si todavía no estás completamente convencido de que el consumo moderado de vino tinto presenta una variedad de beneficios para la salud, deja que las maravillas de la ciencia te ayuden.

  • El vino tinto protege su corazón: Los estudios han demostrado que el consumo de vino tinto reduce el riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas con la ayuda de un antioxidante natural llamado resveratrol.
  • Mejor estado de ánimo, mejor mente: Los flavonoides que se encuentran en el vino tinto protegen las células encargadas de vigilar la salud de los vasos sanguíneos. Si se puede mejorar el flujo sanguíneo a su cerebro, se puede evitar el deterioro de la memoria relacionado con la edad.
  • Larga vida al bebedor de vino: tal vez sea porque estás relajado, pero las porciones moderadas de vino tinto están vinculadas a una vida más larga. Pruebe la teoría, pero trabaje con una dieta rica en nutrientes repleta de fibra, vitaminas y minerales.

¿Cómo ayuda el vino tinto a la salud del corazón?

Los antioxidantes presentes en el vino pueden ayudar a prevenir la enfermedad arterial coronaria, una afección grave que puede provocar ataques al corazón. Los estudios también han demostrado que el vino tinto puede aumentar nuestros niveles de colesterol de lipoproteínas de alta densidad (HDL), que es esencial para prevenir la acumulación de colesterol “malo”.

Si le gusta disfrutar de una copa de vino con la cena, hágalo, sobre todo porque es la clave para un corazón sano y una mentalidad relajada.

¿Es bueno el vino tinto para el intestino?

La Biblioteca Nacional de Medicina dio un paso más cuando informaron que los polifenoles que se encuentran en las uvas de vino tinto podrían mejorar la salud intestinal.

La NLM descubrió que los compuestos del vino tinto también sirven como prebióticos, una herramienta muy útil para potenciar las bacterias intestinales saludables. El estudio también descubrió que las personas que bebían vino tinto tenían una mayor diversidad de la microbiota intestinal, un signo de salud intestinal impresionante.

¿Puede el vino tinto reducir la presión arterial?

Si los vasos sanguíneos de nuestro cuerpo están sanos, podemos esperar una reducción de la presión arterial y un aumento de los niveles de HDL (colesterol bueno).

El compuesto del vino tinto llamado procianidina es lo que mantiene los vasos sanguíneos en forma. Un estudio realizado por la American Heart Association sugirió que el resveratrol también podría ser beneficioso en la protección contra el daño arterial.

¿Cómo afecta el vino tinto a los diabéticos?

En 2015, el Colegio Estadounidense de Médicos notó de manera interesante en sus estudios que una copa de vino tinto en la cena “disminuye modestamente el riesgo cardiometabólico” en personas con un diagnóstico confirmado de diabetes tipo 2.

Cuando se reduce este riesgo, los riesgos de enfermedad cardíaca en personas con diabetes tipo 2 bien controlada se reducen exponencialmente.

¿Qué otros beneficios para la salud tiene el vino tinto?

El glucósido del resveratrol es un elemento clave en la prevención de la pérdida de visión al reducir la inflamación y el estrés oxidativo.

Además, el BMJ (una revista médica general líder) descubrió que el consumo moderado de vino tinto también podría ser bueno para el cerebro. El estudio se centró principalmente en personas mayores y revisó casos que sugerirían un mayor riesgo de demencia en personas que se abstienen de beber vino gracias a un efecto neuroprotector muy interesante de los polifenoles.

Descubre los vinos tintos que tenemos disponibles para ti, clic aquí.

(Fascinating Ways Red Wine Consumption Can Benefit Your Health, 2022)

Compartir

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on linkedin
LinkedIn
Share on email
Email
Share on pinterest
Pinterest

Bienvenido Global wine

Formulario de inicio de sesion